Saltar al contenido

¿Qué es una estrategia de marketing?

Igual estás confundido sobre que es una estrategia de marketing. En algunos sitios lees que es salir primero en Google, en otros estar en redes sociales, o hacer marketing de guerrilla, o el mismo inbound marketing es una estrategia…

Índice

¿Qué no es una estrategia de marketing?

El lío está en confundir la estrategia con las tácticas. Todo lo anterior son tácticas que se pueden usar siempre que haya un sentido, pero en sí mismas no son una estrategia.

Es como saber hacer paredes, no es construir una casa. En marketing pasa igual, que alguien te lleve tus redes sociales no quiere decir que tengas una estrategia.

Entonces, ¿Qué si es una estrategia de marketing?

Una estrategia de marketing es el conjunto de acciones ordenadas para un fin.

Nota las tres palabras importantes: acciones, orden y finalidad.

Muchas «estrategias» fallan porque no hay un fin. Se hacen cosas por hacer pero sin un sentido. Por eso salen muchas frustraciones de «las redes sociales no funcionan» o «la publicidad es cara».

Y las acciones han de tener un orden. No es igual impactar a gente que te va comprar directamente que gente que solo curiosea. En el primer caso, la única acción a hacer es impactarle (y reimpactarle), en el segundo habrá que usar varios canales. Muchas veces solo se usa una acción como si valiera para todos tus posibles clientes.

Ejemplos de estrategia

Clientes a punto de comprar

Esta estrategia sirve para aquellos clientes con una intención de compra muy clara, bien porque es un producto de ticket bajo o bien es un comodity, por ejemplo. Un restaurante es un ejemplo de ello.

En este caso, el objetivo es llegar a este público para, con una oferta potente, hacer que te compren. Para ello puedes llegar a este público usando Google, Google Ads y agregadores webs (como amazon, trivago, eltenedor, etc) y llevarles directamente a una página de compra online.

Compras reflexivas

Hay productos que la gente se lo piensa un par de veces antes de comprar, bien porque es un producto caro, o bien porque el cliente busca una vinculación con tu negocio, como un gimnasio.

En este caso una estrategia es no buscar la compra online directa, sino que dejen su contacto en una landing y luego pasas a una fase comercial con una llamada de teléfono. Adicionalmente, puedes reimpactarle con remarketing mientras se lo piensan.

Marketing educacional

Hay productos que son complejos de vender, o que tienen como destino un público muy concreto, como temas de salud Para esto sirve el marketing educacional, buscar a gente interesada en el sector donde mediante contenido le vas mostrando las ventajas de tus servicios.

En este caso usaríamos las redes sociales para mostrar contenido de valor, intentando atraer a tus seguidores a tu lista email marketing donde cada cierto tiempo les puedes mandar contenido promocional, o hacer un lanzamiento. Podemos apoyar estos lanzamientos con publicidad.

Venta a largo plazo

Hay sectores donde una venta tarda meses o inclusos años, como son las ventas b2b. En este caso es difícil vender directamente, por lo que la estrategia a seguir es la de estar presente para ganar visibilidad y autoridad, para apoyar a la parte comercial y ya el nombre y autoridad de tu empresa suene.

Para ello podemos ganar visibilidad con campañas de publicidad de alcance, también usando las redes sociales y la autoridad se puede conseguir con contenido. Luego puntualmente podemos hacer alguna campaña más de venta.

En resumen

No hay que confundir la táctica con una estrategia. Lo importante es tener un objetivo (de negocio) y llegar a este objetivo mediante distintas acciones de marketing.