Saltar al contenido

El grave error que comenten muchos e-commerce

Ya está aquí el Black Friday, y como cuando llega el fin de año y sus propósitos, es ahora cuando muchos e-commerce se acuerdan de que no han hecho los deberes correctamente.

Y quedan atrapados en el muro de tener que invertir grandes cantidades de dinero en publicidad si quieren vender con éxito en estas fechas.

Índice

El gran error: fiarlo todo a instagram

Instagram es como Saturno, que devora a sus hijos.

Es una red social que da un gran retorno, funcionó muy bien en su momento, y ahora, aunque menos, es de las que mejor sigue funcionando. Pero cada vez pide más recursos tuyos, tiempo o dinero.

Su objetivo es que estés más tiempo en su red consumiendo contenido e interactuando.

El problema es el siguiente: Montas tu tienda online y te dicen que instagram es la red que mejor funciona y es donde la mayoría de los ecommerces venden. Y lógicamente empiezas por ahí.

Cuando entras en instagram, al principio te dan mucha visibilidad, llegas a muchas personas, y empiezas a generar ventas. Normalmente, tienes un alcance del 50 – 60%. Es decir, si te siguen 100 personas, te verán la 50.

Pero al poco tiempo tu alcance se va restringiendo, ya no llegas a ese 50 – 60% de personas que consigues al principio, vas cayendo hasta llegar a un 2 – 3%. Es decir, que si tienes 1.000 seguidores, un post lo verán 20 – 30 personas, dependiendo de como interactúen con él.

Entras en la paradoja de que a pesar de tener 10 veces más de seguidores, te ven la mitad.

Y entonces empiezan los esfuerzos, inviertes cada vez más tiempos en hacer contenidos orgánicos, más reels más frecuentemente, y empiezas a pagar por publicidad.

Y cuando llegan estas fechas de alta demanda, hay más competencia, por lo que la visibilidad se te reduce y los costes se te disparan.

Y caen las ventas y la rentabillidad.

¿Cuál es el problema?

Como vimos en el artículo de Cómo conseguir tráfico web de forma estratégica el principal problema es fiarlo todo a una sola fuente de tráfico, Instagram, y no pensar de forma global y estratégica.

Instagram es una buena fuente de generar ventas, pero no es la única, por lo que no puedes fiarlo todo a una única fuente de tráfico, que encima cada día exige más.

Has de pensar de forma más estratégica, e ir trabajando los distintos canales de tráfico durante el año. Te recomiendo que leas el artículo donde lo explico de forma más detallada.

El segundo gran error: no captar leads

También has de pensar que no es todo captar al cliente final que va a comprar.

Has de trabajar en aquellas personas interesadas en tus productos, pero que ahora no tienen la necesidad de compra. Esto es un lead.

Por tres razones:

  1. Al ser clientes interesados será más fácil que te compren en un futuro.
  2. Además, si te conocen o les suena tu nombre es más fácil que te compren que no a puerta fría.
  3. Es más barato acceder a este tipo de cliente mediante email marketing que no por publicidad.

La estrategia consiste no tanto en ir a vender, sino en captar el email de las personas interesadas, o meterlos en una comunidad privada o similar, para posteriormente mandarles contenido interesante y ofertas.

Piensa que es más barato captar un email que intentar conseguir una venta. Y una vez que tienes sus datos o está en tu comunidad, no necesitas buscarle de nuevo.

Esta es una estrategia de público templado, mientras que la que has hecho hasta ahora se llama público frío.

El tercer gran error: no tener una web

Por suerte este es un error que se va viendo menos, pero existe.

Hay negocios que su tienda está en etsy o alguna plataforma similar, y no tienen web. El problema es que estas plataformas funcionan bien usando sus herramientas.

Esto limita terriblemente tus acciones de marketing.

Si quieres tener flexibilidad, y la posibilidad de trabajar distintas fuentes de tráfico y no depender de una sola, necesitas una web. No es tan sencillo como instagram, pero tampoco es tan complicado y te permite trabajar estrategia como la que hemos visto antes de captación de leads.

Está bien tener activa tu tienda online en alguna plataforma de terceros, pero recuerda que tu casa en internet es tu web.